¿QUÉ ES UNA MÁQUINA TINTOMÉTRICA?

La máquina tintométrica es esa máquina que puedes encontrar en cualquier tienda de pintura y que hace el color de pintura que elijas en unos instantes. Si te pica la curiosidad y sigues leyendo, descubrirás cómo funciona esta máquina y la cantidad de pinturas y colores que se pueden hacer con ella.

Una máquina tintométrica tiene una serie de depósitos donde se depositan los tintes. Nuestra máquina en concreto está compuesta por 32 depósitos, de los cuales 16 son dedicados a tintes universales y los otros 16 a tintes industriales (en ambos sistemas encontrarás un tinte blanco, un par de tintes negros, varios rojos, amarillos, verdes, azules, magenta, naranja, etc). Los tintes universales que utiliza nuestra máquina son tintes de la casa Titan y son totalmente biodegradables. Se utilizan para hacer todo tipo de pinturas plásticas, productos de alta decoración y esmaltes tanto al agua como al disolvente. Los tintes industriales también son de la casa Titan y se utilizan para hacer todo tipo de esmaltes de secado rápido, poliuretanos de dos componentes, epoxis y todo tipo de productos industriales. Ninguno de los tintes industriales contiene plomo.

La máquina dispone de un ordenador propio con una pantalla, un teclado y un ratón. Mediante un programa específicamente diseñado con una base de datos de fórmulas muy extensa se realizan todas las pinturas. Básicamente, en el programa se selecciona primero la carta que quieres utilizar, posteriormente se selecciona el producto y se finaliza seleccionando el color de dicha carta. Una vez seleccionado el color, el programa te dice que base debes utilizar entre blanca, intermedia o incolora dependiendo de si es un color claro, medio o intenso y dependiendo también del producto ya que hay algunos que incluso no disponen de base intermedia. El programa ya tiene calculado en su base de datos cuanta cantidad de tinte hay que echar de cada uno para que te salga el color escogido, así que va moviendo cada depósito con su color para situarlo en la posición de inyección y descargando la dosis correspondiente dentro del bote de pintura.

Una vez inyectados todos los tintes, se tapa el bote y se mueve en la batidora, la cual agita el bote de pintura a una gran velocidad para conseguir que los tintes se mezclen y se consiga un color totalmente homogéneo.

Como ves, el funcionamiento de la máquina es muy simple, su verdadera complejidad radica en la base de datos de fórmulas que previamente han sido probadas y formuladas en el laboratorio. Las cartas más comunes que se pueden hacer son la carta RAL compuesta por 210 colores y la carta NCS compuesta por 920 colores, pero también se pueden hacer cartas específicas de Titan como la Premier, la carta industrial con todo tipo de colores corporativos de empresas y las cartas de fachadas.

Los productos de decoración que se pueden hacer en nuestra máquina son pinturas plásticas de todo tipo, tanto mates como satinadas, de interior y de exterior o específicas para hacer acabados muy lisos. También se pueden hacer todo tipo de esmaltes sintéticos y esmaltes al agua, así como esmaltes para paredes como Titan Velvet. Otros productos que se pueden hacer son los de la gama de alta decoración como veladuras, tierras, estucos, efectos metálizados, etc.

En la gama industria se pueden formular todo tipo de esmaltes de poliuretano de dos componentes, poliuretanos para suelos, esmaltes de secado rápido, antioxidantes, martelés, metalizados, forjas, esmaltes directos para galvanizado, imprimaciones sintéticas, etc. Si realmente te ha picado la curiosidad y has llegado hasta el final del artículo, esperamos que por lo menos hayas descubierto cómo funcionan realmente estas máquinas, y las posibilidades tan grandes que tienen. Los productos que se pueden hacer con la máquina tintométrica son:

  • Pinturas plásticas
  • Alta decoración
  • Esmaltes sintéticos
  • Esmaltes de poliuretano
  • Epoxis para suelos
  • Lacas de poliuretano

VENTAJAS DE CONTRATAR UN PINTOR PROFESIONAL

Contratar a un pintor profesional te ahorra tiempo y dinero

La conclusión de todo lo anterior es muy simple: ahorras dinero y tiempo al contratar a un pintor profesional. Seamos sinceros, preferirías pasar el fin de semana en el parque con tus hijos o haciendo cualquier otra actividad divertida antes que pensar en si tu técnica es la correcta o si ya manchaste el sillón que tanto te gusta. No te quitamos la intención de probar a pintar tú mismo una pared, incluso una habitación, de tu hogar. Todo lo contrario, es algo que vale la pena probar alguna vez porque resulta divertido.

Lo que sí decimos es que si no se trata de una pared fácil de manejar y una pintura de requerimientos muy básicos mejor contactes al experto. A nadie le gusta pintar una vez por su cuenta y luego tener que gastar de nuevo para corregir los errores.

Están capacitados en su área

El pintor te va a garantizar que la pintura interior y exterior de la casa tenga un buen acabado y esté protegida contra el desgaste por un largo tiempo. Él no solo va a aplicar la pintura, también podrá decirte cuál es el tipo correcto según la habitación y necesidades. En caso de que debas hacer reparaciones previas, seguramente será capaz de completarlas sin mayor problema. ¿La pared que deseas pintar ha recibido la aplicación de un tipo especial de pintura? ¿Hay papel tapiz y no sabes cómo quitarlo o cómo pintar sobre él? ¿Estás lidiando con grietas que pueden afectar el resultado final? El profesional se encargará de todo por ti.

Saben cómo igualar el color que tanto deseas en las paredes de yeso

¿Cuántas veces te ha pasado que pintas una pared y el resultado final dista mucho del que deseabas? Podrías pasarte días enteros buscando ese color perfecto pero terminar con uno que ni se le acerca por culpa de la aplicación. Contar con la ayuda de un pintor profesional es una idea que ni deberías discutir si la pared interior es de yeso. Él sabrá cómo aplicar la pintura si se trata de una pared que se secó rápidamente o de forma natural.

Algo que casi nadie que no sea pintor de paredes sabe es que el yeso tiene la tendencia de mantener la humedad, por lo que después de pintar sobre la pared al secarse, ésta cambiará de color. Esto es realmente decepcionante si eres muy quisquilloso con los colores y el resultado deseado. Las opciones de color las escoges tú, pero a menudo depende del pintor elegir la marca que se va a utilizar. No todos los colores son los mismos, puede haber dos azules de distintas marcas que son de diferente tono y las posibilidades de coincidencia de colores de diversas marcas es casi imposible. Por eso debes pedir opinión a los pintores profesionales.

Cuidarán tu casa y los objetos de valor

Pintar paredes puede ser desgastante, sin mencionar la posibilidad de que acabes con heridas o dañando algunos muebles de forma permanente. Al contar con un profesional solo deberás informarle cuidadosamente sobre tus exigencias y requerimientos para que haga su trabajo de la mejor manera posible en el tiempo estimado.

Un trabajo de pintura mal hecho podría arruinar los electrodomésticos, los tapetes, las cortinas, los muebles y hasta el carro. Por lo que una de las ventajas al contratar un pintor profesional es que ellos no cometerán un error que te cueste más que el valor del trabajo de pintura que se esté haciendo. Un buen pintor sabe que si lo contratas es porque quieres ahorrar esfuerzos y dinero por lo que va a estar atento a estos “detalles” mientras hace su trabajo.

El pintor de paredes tiene las herramientas necesarias

Las técnicas para pintar paredes no se tratan solo de tomar el bote de pintura y el rodillo. También debes saber exactamente cuáles son los tipos de pinturas que más te convienen y los materiales necesarios según las particularidades de tus paredes.

¿Has imaginado cuánto podrías gastar al comprar todos los materiales necesarios? Es cierto que muchos de ellos son económicos pero no tiene mucho caso adquirir cepillos, rodillos, almohadillas y aerosoles que no volverás a ocupar en varios años. Además, todos estos elementos te ocuparán espacio de que tal vez no dispones. Mucha gente considera que vale la pena adquirir todos el equipo para ahorrarse algo de dinero. Pero, ¿realmente vale la pena si no sabes usar cada herramienta adecuadamente?

Fuente: pintar-paredes.com

 

PAREDES ESTUCO VENECIANO

El estuco es una pasta compuesta de cal, yeso, cemento, arena de mármol y pigmentos naturales, que se aplica sobre las paredes y techos como elemento decorativo. El estuco reviste las paredes otorgándoles una textura lujosa, suave y brillante, ideal para embellecer paredes y techos. Su aplicación consigue un efecto similar al mármol con una textura aterciopelada que recuerda a las piedras naturales. Además, el estuco no sólo tiene resultados estéticos sino que también refuerza las paredes y las impermeabiliza impidiendo que se concentre moho y humedad.

Se trata de un material muy versátil que favorece el moldeado y tallado de formas. Se puede aplicar sobre cemento, yeso o madera. Se le pueden añadir diferentes tintes y variar la intensidad del color en cada capa para lograr acabados degradados, lo que aumenta las posibilidades artísticas y decorativas de este material.

El estuco reviste las paredes otorgándoles una textura lujosa, suave y brillante, ideal para embellecer paredes y techos.

¿En qué consiste la aplicación del estuco?

Para estucar una superficie primero debemos tener preparada la pared o techo en la que se aplicará el estucado. Para ello habrá que tapar con masilla los huecos y desperfectos que tenga y lijar la pared hasta que permanezca totalmente uniforme y lisa. Después habría que extender la primera capa de estuco sobre la pared. Esta capa deberá ser muy fina y se extenderá con una llana de acero. A continuación y sin dejar secar la primera capa, aplicaremos una segunda moviendo la llana en diagonal. Una vez secas estas dos capas, con una espátula se añadirá estuco en forma de manchas y en diferentes tonalidades dependiendo del efecto que estemos buscando. Por último, se aplicará una cera final con movimientos circulares para sacar el brillo y textura.

Ventajas del estuco

  • Fácil mantenimiento: una limpieza con agua es suficiente para mantener el estuco libre de manchas.
  • Gran durabilidad y resistencia: el estuco es un material muy resistente y duradero que tiene una vida útil de 50 a 70 años.
  • Económico respecto a otros materiales: es más económico que el material cuyo acabados imita (mármol y piedra) sin embargo es más caro que materiales como pintura o madera.
  • Aspecto de gran belleza, textura suave, lujosa y brillante.
  • Revaloriza el lugar donde se haya usado debido a su calidad y aspecto.

 

Fuente: blog.assistahomeservices.es