¿QUÉ ES UNA MÁQUINA TINTOMÉTRICA?

La máquina tintométrica es esa máquina que puedes encontrar en cualquier tienda de pintura y que hace el color de pintura que elijas en unos instantes. Si te pica la curiosidad y sigues leyendo, descubrirás cómo funciona esta máquina y la cantidad de pinturas y colores que se pueden hacer con ella.

Una máquina tintométrica tiene una serie de depósitos donde se depositan los tintes. Nuestra máquina en concreto está compuesta por 32 depósitos, de los cuales 16 son dedicados a tintes universales y los otros 16 a tintes industriales (en ambos sistemas encontrarás un tinte blanco, un par de tintes negros, varios rojos, amarillos, verdes, azules, magenta, naranja, etc). Los tintes universales que utiliza nuestra máquina son tintes de la casa Titan y son totalmente biodegradables. Se utilizan para hacer todo tipo de pinturas plásticas, productos de alta decoración y esmaltes tanto al agua como al disolvente. Los tintes industriales también son de la casa Titan y se utilizan para hacer todo tipo de esmaltes de secado rápido, poliuretanos de dos componentes, epoxis y todo tipo de productos industriales. Ninguno de los tintes industriales contiene plomo.

La máquina dispone de un ordenador propio con una pantalla, un teclado y un ratón. Mediante un programa específicamente diseñado con una base de datos de fórmulas muy extensa se realizan todas las pinturas. Básicamente, en el programa se selecciona primero la carta que quieres utilizar, posteriormente se selecciona el producto y se finaliza seleccionando el color de dicha carta. Una vez seleccionado el color, el programa te dice que base debes utilizar entre blanca, intermedia o incolora dependiendo de si es un color claro, medio o intenso y dependiendo también del producto ya que hay algunos que incluso no disponen de base intermedia. El programa ya tiene calculado en su base de datos cuanta cantidad de tinte hay que echar de cada uno para que te salga el color escogido, así que va moviendo cada depósito con su color para situarlo en la posición de inyección y descargando la dosis correspondiente dentro del bote de pintura.

Una vez inyectados todos los tintes, se tapa el bote y se mueve en la batidora, la cual agita el bote de pintura a una gran velocidad para conseguir que los tintes se mezclen y se consiga un color totalmente homogéneo.

Como ves, el funcionamiento de la máquina es muy simple, su verdadera complejidad radica en la base de datos de fórmulas que previamente han sido probadas y formuladas en el laboratorio. Las cartas más comunes que se pueden hacer son la carta RAL compuesta por 210 colores y la carta NCS compuesta por 920 colores, pero también se pueden hacer cartas específicas de Titan como la Premier, la carta industrial con todo tipo de colores corporativos de empresas y las cartas de fachadas.

Los productos de decoración que se pueden hacer en nuestra máquina son pinturas plásticas de todo tipo, tanto mates como satinadas, de interior y de exterior o específicas para hacer acabados muy lisos. También se pueden hacer todo tipo de esmaltes sintéticos y esmaltes al agua, así como esmaltes para paredes como Titan Velvet. Otros productos que se pueden hacer son los de la gama de alta decoración como veladuras, tierras, estucos, efectos metálizados, etc.

En la gama industria se pueden formular todo tipo de esmaltes de poliuretano de dos componentes, poliuretanos para suelos, esmaltes de secado rápido, antioxidantes, martelés, metalizados, forjas, esmaltes directos para galvanizado, imprimaciones sintéticas, etc. Si realmente te ha picado la curiosidad y has llegado hasta el final del artículo, esperamos que por lo menos hayas descubierto cómo funcionan realmente estas máquinas, y las posibilidades tan grandes que tienen. Los productos que se pueden hacer con la máquina tintométrica son:

  • Pinturas plásticas
  • Alta decoración
  • Esmaltes sintéticos
  • Esmaltes de poliuretano
  • Epoxis para suelos
  • Lacas de poliuretano